jueves, 19 de febrero de 2009

En construcción


El tiempo es una variable tan extraña en mi vida.
Bah, mi vida es tan extraña también, que hasta el tiempo se desorienta.
No sé cómo es que ya pasó un año y medio desde que nacieron los chicos, y por otro lado, cuando las fuerzas escasean pasar de un minuto a otro parece que llevara una eternidad.

Hace mucho que no escribo más que la lista del mercado.
Decirles que no tuve tiempo es sólo una verdad a medias.
Algunos de ustedes dicen que me extrañan y esas cosas, y ahí nomás se viene el apriete, cariñosa y firmemente me incitan no sólo a volver sino además a que escriba seguido.

Eso también es muy extraño, digo, con la gran mayoría de ustedes nos intuimos, pero no nos conocemos.
No tienen por qué saber que en el fondo soy bastante introvertida y que de tanto en tanto me pierdo.

Por eso a veces, me repliego como un bichito al que lo tocan con una rama. Necesito meterme hacia adentro. Bajar el ritmo, hablar menos, escuchar más: entrañarme.
No sé si a alguien más le pasa, pero a veces me desdibujo y tengo que volver a encontrar los trazos que me hacen ser yo, reconocerme en otros aspectos que no sean solamente ser madre.

Creo que todavía no terminé, en cuanto me encuentre, les aviso.

PD: La otra que queda es volver a terapia.

12 comentarios:

Mai dijo...

No sólo que a veces me pasa, sino que festejo que a vos también, porque en cada aparición dejás tu huella.
Tomate el tiempo que haga falta; generar recursos nuevos es siempre gratificante, aún cuando el "mientras tanto" cueste.
Muchos besos para vos y tu hermosa familia en expansión.

hanniani dijo...

Hola!!!

Justamente ahora estoy en las mismisimas que Vos...

Me alegra que aparecieras!!!

Un abrazo!!!

La que espera... dijo...

Alguien me dijo alguna vez que "hay tiempo para todo".. y he aprendido que en esa frase EL TIEMPO no es, necesariamene, una medida en segundos y minutos.

Tener la actitud de pensar en que desempeñas otros roles además de ser madre, ya es un indicio de que estás atendiendo esa necesidad de buscar un desahogo, porque imagino que ser mamá debe ser Lo MÁXIMOO... pero pensar en uno mismo también lo es.

No te sientas culpable en hacerlo.. sólo ¡HAZLO!

Lore b dijo...

te faltan como dos años para encontrarte, es cuando ya duermen toda la noche, nonecesitás mirarlos todo el tiempo, te podés bañar a horas razonables y la comida empieza a sentirse extraña porque está tibia

Daniela dijo...

año y medio yaa?! Oh no en serio?!
Soy re blda tratando de expresarme pero voy a intentarlo.
A mi el tiempo me molesta, nunca va como yo quiero. Extraño, dejo de extrañar, no sé. No lo sé explicar bien.

Sandra dijo...

solo puedo imaginarme lo dificil q debe ser ser pareja, madre y conservar el yo independiente con tres nenes q crecen al unisono con necesidades comunes y a medida q crecen muy distintas entre si. Encontrar la armonia no debe ser cosa facil teniendo tan escaso tiempo,y lo que por ahi disfrutemos la gente que no te conoce tu blog no deja de ser un gustito fugaz o un capricho siempre bienintencionado, pero el blog es una manera de expresarte tuya mas q algo que disfrutemos leer. por ahi si te lo tomas asi puedas hacerlo mas tuyo e incluso te sea de puente para terminar de encontrarte independientemente de tu pareja y los chiquitos porque por mas que te desvivas de amor por alguien siempre es necesario un lugarcito propio en el alma para descansar

Sole dijo...

este me hizo llorar

yo a veces me voy a lugares para encontrarme
a veces me tengo que ir lejos

bueno además de madre, puedo reconocerte como amiga posta posta, empatica, almática, puedo estar con poca gente en algunos momentos, si con vos porque no me atosigás je je

te quiero amiga

Sole dijo...

no se cuantos mensajes mande porque me anda mal la compu si llegaron muchos elegi uno

Daniela dijo...

me encantó la foto del posteo :)
no sé, pasé por acá como hago siempre, y necesité volver a escribirte :)

Lau...rulando ya!!!... dijo...

Tes la Virginia, vio...5 minutos...
Diastole sistole...ondo...
Volvé cuando quieras, siempre me pasaré como quien pasa por una vereda y mira de reojo si levantaron la pesiana de aquella casa o no todavia...ningun problema!

Abrazo calido!

Laura

Ale Marge dijo...

La foto del post me gustó mucho y me hizo acordar a cosas que me pasaron el último año. disfruto mucho con tus post y por eso te dejé un regalito en el mío.
Saludos

Psicóloga argentina dijo...

Que maravilla... a la vuelta de la esquina siempre puede haber un regalo para reconocerse... e identificarse. (aunque hayan pasado los anios suficientes para que los bebes nos hayan crecido, justo cuando mirabamos para otro lado!).
Hoy te descubri y voy a visitarte seguido, me temo. O no. Conmigo nunca se sabe. Yo tambien suelo perderme y tardo un poco en encontrarme. Pero el que quiere celeste, que le cueste.